martes, 10 de enero de 2012

STRUDEL DE TRES CHOCOLATES Y FRUTOS SECOS



Hoy os traigo lo que se ha convertido en el postre estrella!
Vi esta receta en un libro de postres que me regalaron hace tiempo, y siempre me había parecido una receta muy complicada, pero esta navidad, aprovechando que tenía que lucirme en la cena de pre-nochevieja de la que os hable en la entrada de las Piruletas de Empanadilla, me anime a hacerla y he de decir que está increible!!

Los ingredientes:

- Pasta filo
- 1 tableta de chocolate negro
- 1 tableta de chocolate con leche
- 1 tableta de chocolate blanco
- 200 gramos de frutos secos (yo utilice avellanas y almendras)
- Mantequilla sin sal
- Azucar glass, para espolvorear al final
- Sirope de arce (la receta original llevaba sirope de maiz, pero no lo encontré)
- Helado, para acompañar

El primer paso, es picar las tres tabletas de chocolate y los frutos secos. Engrasamos la bandeja del horno, para evitar que luego se pegue y pre-calentamos el horno.
Fundimos un poco de mantequilla (como unos 120 gr) en un cazo y es cuando comenzamos con el montaje del strudel.
Sobre un paño húmedo, ponemos una lámina de pasta filo, con todo el cuidado del mundo, porque es una masa tan fina y delicada que se rompe con mucha facilidad, por eso lo de tener todos los ingredientes preparados con antelación e ir montando con la mayor agilidad posible. Sobre la lámina de pasta filo, con un pincel de cocina, pintamos con un poco de la mantequilla que hemos fundido, rociamos con un poco de sirope y extendemos por toda la lámina. Añadimos un tercio la mezcla de los chocolates, y un tercio de los frutos secos, dejándolo más o menos hacia el centro de la lámina, para luego enrollarlo.
Ponemos otra lámina encima y repetimos la misma operación de antes, mantequilla fundida, sirope, chocolates y frutos secos. Yo repetí la operación tres veces, hasta que la mezcla de chocolates y frutos secos se terminó. Puse una última lámina para cubrir, y con mucho cuidado y ayudándome del paño de cocina, enrollé el strudel. Pinté con mantequilla fundida y añadí un último puñado de frutos secos para decorar.
Meter en el horno hasta que la pasta filo esté dorada. Si veis que los frutos secos empiezan a quemarse, tapar con papel de aluminio. Cuando lo saquemos del horno, espolvoreamos con azúcar glas, y servimos acompañado de un poquito de helado, yo utilicé helado de vainilla, y quedó deliciosa la mezcla!
Lo ideal es servir en cuanto se saca del horno, para que los chocolates estén fundidos y la mezcla del strudel caliente, y el helado sea la ideal. Las fotos que he subido son de la prueba que hice un par de días antes (tenía que comprobar que era capaz de hacerlo y sobre todo, que era comestible), fue un auténtico éxito en casa. El día de la cena, llevé el strudel preparado hasta el paso de meterlo en el horno y 10 minutos antes de servir el postre lo metí en el horno. No pudimos hacer fotos de la presentación con el helado, pero el "mmmmmmm" de mis comensales, pusieron la nota a este postre. Probadlo!!
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada